viernes, 10 de agosto de 2012

Barcelona Fashion Week - 080


Miriam Ponsa




Miriam Ponsa

Hola chicos,

Hoy, por fin, os traigo el obligado post sobre la 080 Barcelona Fashion. Con un poco de retraso, escribo sobre la semana de la moda de la ciudad condal que, siendo la primera edición a la que asisto, no me dejó demasiado buen sabor de boca.

Emocionado afronté la semana, con un sobre repleto de invitaciones de un discreto color rosa y cámara en mano, esperando encontrarme en un ambiente trendy y con ese aura de glamour con el que tantas veces había rodeado este tipo de eventos en mi imaginación.


Miriam Ponsa

Sorpresa sorpresa al encontrarme en una atmósfera con cierto tono carnavalesco, donde presuntos trendsetters alardeaban sobre cómo se habían construido ellos mismos las plataformas sobre las que andaban, uniendo suelas de Havaianas... Hacia la media primera hora ya había guardado mi cámara nueva y, exhausto por un calor más típico del trópico que de Barcelona, intenté buscar un sitio a la sombra para descalzarme y vaciar mis "espardenyes" de la arena del parque de Palau Reial.


Who

Sin acreditación, hasta el último día, de prensa que lo certificase pude sentarme donde quise - se deduce, pues, que el sitting fue un verdadero desastre. La entrada a los desfiles, después de una tediosa cola de paroximadamente 20 minutos al sol, era un "sálvese quien pueda" (o mejor un "tonto el último"); desde los que tuvieron la cara de colarse delante de las narices de los que pacientemente esperábamos hasta los que se metían entre los setos para no tener que hacerlo.

El sumum del asunto: la media hora o tres cuartos que había que esperar al comienzo del desfile, una vez ya sentados en unos comodisimos y muy frescos (nótese el sarcasmo) bancos de acero.


Toni Francesc

Y tras este periplo que repetí 14 veces durante toda la semana, hastiado de ver a gente disfrazada, crestas,  tachuelas andantes, shorts brasileños en chicos quinceañeros, mástiles de carpas que se caían y herían al público y gente cuya meta no era otra que "entramos cuando pille otra birra, que quiero ir taja", me dije "ahora viene lo bueno, ahora empieza el desfile".

Grata sensación al comprobar el buen trabajo de Miriam Ponsa y ese bit of tradition que rodea a sus diseños. Lástima que durase cerca de diez minutos y en los siguientes desfiles y días me embargase un sentimiento de desazón al ver lo que creo que podría describir como un alarmante bajo nivel.


Beatriz Saladich - Ford -  para Justicia Ruano

Si el ambiente ya no era el propicio y el calor me permitía pensar a duras penas, ver a visillos andantes, plagios de Dior y aburridos estampados repetidos hasta la saciedad puso la guinda a la semana.

Suerte que entre tanta repetición y poco trabajo pude disfrutar con proyectos que me sorprendieron como los de Toni Francesc, Martinez Lierah (que ganó el certament), Lurdes Bergada &Syngman Cucala o Who.


Martinez Lierah

Beatriz Saladich - Ford -  para Martinez Lierah
Martinez Lierah

Aunque el sitio era fantástico (mucho mejor que en las primeras ediciones, celebradas en el recinto ferial de Montjuïc) y una bonita referencia al Versalles escojido por la Maison Chanel para su colección Cruise 2013 ( ver AQUÍ), no creo que reuniese las condiciones para un evento al aire libre en plenas fechas veraniegas.

Lurdes Bergada&Sygman Cucala

Añadir que, aun y siendo un desfile de diseñadores "independientes" de la terra, no faltaron las referencias internacionales. Desde Givenchy a Balenciaga; me hubiese gustado poder ver propuestas que se alejasen de la tendencia global, que abriesen camino a la moda y a los diseñadores catalanes, convirtiendo el certamen en una plataforma de proyección de un estilo y un carácter propios de nuestra ciudad y nuestro país.

Si he transmitido desencanto por el evento es por la falta de organización y la actitud poco seria que allí se respiraba. Siendo un concurso promovido por la Generalitat de Catalunya, me hubiese gustado poder disfrutar de un ambiente maduro y serio, crítico y consciente de lo que la 080 Barcelona Fashion podría representar a nivel internacional como catapulta de la moda y la industria catalanas. Más allá de un reflejo de lo que unas semanas atrás se había visto en París, una oportunidad para destacarnos y diferenciarnos en el panorama mundial de lo fashion, proponiendo variedad de diseñadores en cada edición (punto que también he echado en falta) y la presentación de unos proyectos y colecciones dignos herederos de la industria textil y la cultura de la moda catalana.

Jon Kortajarena - Sight Management Studio - para Lurdes Bergada&Sygman Cucala

Si bien... toda una experiencia. Mi agradecimiento a los diseñadores por las invitaciones a título personal. Se que no comento nada acerca de las colecciones en concreto, pero creo que podéis disfrutar de ellas y tener vuestra propia opinión desde casa consultando el sitio web del certamen (click AQUÍ).

Un muy fuerte abrazo y espero que estéis disfrutando del verano.

*Todas las fotografías son propias | All pictures taken by me

1 comentario:

  1. wow I'm SO envious... everything looks fantastic! I would have killed to be there!!

    ResponderEliminar